viernes, 23 de marzo de 2018

Encuentros de marzo (lunes), por mí y por Miriam


Encuentro del 5 de marzo

Con mucha alegría recibí al tropel que se juntó previamente en la puerta para entrar todos juntos y felices al taller. Algunos estaban bronceados y muchos otros averiados post sucesos vividos en el verano, así que juntarse alrededor de la escritura es un deseado placer.
Comenzamos con una ronda de presentaciones, ya que se incorporó María Gabriela, a quien le dimos una cálida bienvenida.
Después de la charla inicial en la que contaron distintos avatares y de los lamentos por la posible ausencia este año de Inés, les presenté el programa de lectura que tendremos este año, nutrido será:

Programa de lecturas 2018

Marzo: Shakespeare: Hamlet
Abril: Ramos: Al sur de todo, ed. Peces de ciudad, 2017.
Mayo: Di Giorgo: Flor de Lis, ed. EL cuenco de plata, 2005.
Junio: Massolo: Sujeto compuesto y otros cuentos. ed. La letra Eme, 2015.
Agosto: Calvino: Si una noche de invierno un viajero
Septiembre: Perlongher: Poemas (selección)
Octubre: Fontanarrosa: El mundo ha vivido equivocado, ed. De la Flor, 1998.

Luego les conté de Calvino, su pertenencia al grupo Oulipo y la confección de varios de sus libros a partir del concepto de constricción o de combinatoria que propugnaba este grupo. Hablamos de El castillo de los destinos cruzados y les leí dos cuentos de allí, al tiempo que íbamos viendo las cartas de tarot utilizadas por el autor.
Luego de la pausa en la que disfrutaron la torta que hizo Miriam para festejar el comienzo de nuestras actividades, jugamos con las cartas de tarot y se animaron -mascullando entre dientes-a la primera consigna:
Escribir una historia siguiendo el recorrido de las cartas y usando aquello que las imágenes evocan:




Así de concentrados escribían:



Para el próximo encuentro analizaremos todos estos textos, ya que la producción arrancó con todo:

-Aventura de un pulover azul, de Miriam
-El hombre y su perro, de Leticia
-Los sin futuro, de Valentín
-Compases, de Miriam
-Martina, de Leticia

Queda de tarea leer la introducción de Calvino a El castillo de los destinos cruzados y el que desee puede leer la versión completa de cada uno de los cuentos leídos, mandaré todo por mail.

Nos despedimos con buenos augurios para Silvia que debe someterse a una intervención quirúrgica. ¡Hasta el próximo lunes!

Encuentro del 12 de marzo

Luego del cálido recibimiento a Inés, que pudo arreglar sus horarios para reincorporarse al taller,  Miriam tuvo la gentileza de ofrecerse para describir nuestros encuentros. Y lo hace de la siguiente manera:

Comenzamos con la lectura de El retrato, valorando la manera de mezclar los tiempos de la historia, no encontramos identificación con los distintos personajes. Valentín dice:”nadie se jugó por esta piba”. Encontramos una conexión con Onetti, coincidimos que el final es bellísimo.

Continuamos con Desenlace, nos llama la atención la forma de presentación, el texto nos complica, encontramos dos triángulos entre personajes, estamos en presencia de algo muy original. Silvia dice: Son las nuevas generaciones, para Valentín; degeneraciones. ¡Asumimos una nueva tipología!
Leemos Viejos amores, criticamos los primeros versos, la poesía toma contundencia con el recorrido del poema, lo despojado de las últimas estrofas deja entrever el final.
Conversaciones con Isabel, cuesta ver quiénes son los personajes, se conviene en que son datos muy técnicos, la historia no termina, no se resuelve, puede ser material para otro texto, germen de algo más complejo.
Dialogando, muy logrado en fondo y forma, la temática da para continuarlo, ya vemos un estilo en los personajes de Valentín, el marco político se va afianzando, marcando en este caso, pluralidad de voces. Muy buen final, se hacen ajustes en la narración, texto tramposo que juega con las formas: diálogo, narración, texto periodístico.
Para la próxima: lectura de los tres cuentos.
¡Esperamos a Silvia!

Encuentro del 19 


Comenzamos con Dos destinos, de Gabriela: se valoriza el nombre de las cartas con el uso de mayúsculas, también se pudo haber utilizado cursiva, se lo ve como un guión, un buen juego de palabras con el uso de los nombres de las cartas. El final, muy abrupto. Esta lograda la consigna con muy buena narración, con mucha fuerza y búsqueda poética. Pueden mejorarse las secuencias con el uso de oros tiempos verbales.
Miedos, de Nélida: comienza relatando miedos personales y generaliza hacia lo social, creciendo, con muy buen ritmo. Relato muy reflexivo, pudiera dar lugar a otros textos, generó preguntas al lector, se consideró el texto más lírico e íntimo de Nélida. Ella nos comenta que el texto salió de la organización de lo que sentía y le sucedía.
Compases, de Miriam: sacarían los puntos en el primer verso, se muestra el contraste de una ciudad (lo que se observa del afuera y lo que vive su gente) a través del tango. Se hallan pequeñas descripciones.
Consigna tarótica, de Valentín: excelente su final. Se observa a lo que puede llegar al poder en un gobernante. Es un logro que sea corto como los primeros cuentos, una reescritura de ellos.
La maldición, de Inés: excelente factura, como nos acostumbra la autora, relata la vida de dos personas solitarias que enfrentan la muerte. Se logró la belleza del texto, dentro de lo terrible de las miserias humanas. Todos confluyen en la muerte, ella, él, y los pájaros. Es interesante el cambio que se produce en Ángel (de pensar en que puede matarla a su llanto por el final de Marta) ella muere y el también por la carga que lleva, muerte simbólica.

Próxima semana (26-03), lectura de Hamlet.

Semana del 09-04
-Medieval: Miriam
-MM: Valentín
-Tarea de cartas: Laura
-Dios: Gabriela
-Campanilla azul: Silvia
-Ellos: Inés
-Mágico relato: Nélida
-El bocha: Leticia

Encuentros de marzo (jueves)


Encuentro del 1 de marzo

Con gran alegría comenzamos nuestro rito de agruparnos en torno a la palabra escrita. Así los estaba esperando y lentamente comenzaron a aparecer las estrellas: los talleristas, bronceados post vacaciones y con las ausencias, por ahora, de Marcela y Mariana.

Después de la charla inicial en la que contaron cómo fue el vínculo con la escritura en la época de descanso laboral, les presenté el programa de lectura que tendremos este año, nutrido será:

Programa de lecturas 2018

Marzo: Shakespeare: Hamlet (ediciones varias)
Abril: Ramos: El sur de todo, Peces de ciudad, 2017.
Mayo: Di Giorgo: Papeles salvajes (selección), ed. El cuenco de plata, 2005.
Junio: Massolo: Sujeto compuesto, ed. La letra eme, 2015.
Agosto: Calvino: Si una noche de invierno un viajero.
Septiembre: Vilariño: Poemas de amor (selección)
Octubre: Onetti: La novia va y otros cuentos.

Luego les conté de Calvino, su pertenencia al grupo Oulipo y la confección de varios de sus libros a partir del concepto de constricción o de combinatoria que propugnaba este grupo. Hablamos de El castillo de los destinos cruzados y les leí dos cuentos de allí, al tiempo que íbamos viendo las cartas de tarot utilizadas por el autor.

Luego de la pausa, café y brindis por un buen año, jugamos con las cartas de tarot y se animaron a la primera consigna:
Escribir una historia siguiendo el recorrido de las cartas y usando aquello que las imágenes evocan:





Para finalizar, cada uno tomó un arcano mayor del mazo y leímos su significado, augurando en cada caso las mejores venturas.
Nos veremos el próximo jueves y analizaremos estos textos:




Queda de tarea leer la introducción de Calvino a El castillo de los destinos cruzados y el que desee puede leer la versión completa de cada uno de los cuentos leídos, mandaré todo por mail.

Encuentro del 8 de marzo

Celebrando el Día de la mujer y con el grupo mermado por las ausencias, le hicimos frente Gretel, Mirta y yo.
Analizamos La paja en el ojo ajeno, de Gretel, un texto pendiente de análisis del año pasado que le hizo abrir grandes los ojos a Mirta, siempre curiosa de cotejar cuán basados en hechos reales están los textos de Gretel, que -divertida- le escamoteaba la información. Fruto de alguno de los comentarios, les recomendé a este escritor contemporáneo, que tal vez podamos leer el año que viene: Houllebecq.
Luego seguimos oulipianamente trabajando con consignas y textos elaborados por los fundadores del grupo: Perec y Queneau. por lo que nos divertimos mucho con estas consignas:
1-Explorar la potencialidad del lenguaje escribiendo varios textos a la manera de "Lo que me gusta de la Oulipo es". Por ejemplo:
-Lo que me atrae de Juan es...
-Lo que me gusta de ser mosquito es...
-Lo que me dificulta la escritura es...
-Lo que siempre quise hacer es...
-Cada vez que salgo de vacaciones...
Para complejizar la consigna se puede luego trabajar con el opuesto del sintagma elegido.
2-Autoimponerse una constricción formal: escribir sin usar la a, sin verbos, con palabras cada vez más cortas, con una sucesión determinada de clase de palabras,etc. No vale hacer trampa: una vez pensada la constricción hay que cumplirla a raja tabla, a pesar de la dificultad o brete al que los haya llevado.

Para la próxima queda leer:
-Un cuento de bestias, de Beto
-La consigna tarótica, de Gretel

¡y traer diccionarios!

Encuentros del 15 de marzo

Con la alegría de la reincorporación de Marcela, comenzamos este tercer encuentro del año.
Analizamos El capricho de las estrellas, de Gretel, un cuento que tiene el aire de los cuentos medievales por su lenguaje y ambiente, pero en el que se intercalan problemáticas actuales como la homosexualidad y en el que se permite hasta la metatextualidad: "al principio creí que se trataba de un cuento de hadas" para dar cuenta al final de la perversidad de sus personajes y sus vínculos. Seguimos con  Un cuento de bestias, de Beto en el que la multiplicación de bestias resulta funcional al contenido, por eso le pedimos que no diferencia entre una y otra.

Luego, al modo de los oulipianos, trabajamos con diccionarios y la siguiente consigna definicional:
Escribir una frase cualquiera, luego reescribirla definiendo los términos más significantes (sustantivo, verbo, adjetivo, adverbio). La idea es recuperar la potencialidad del lenguaje. Veremos si se cumple.
Aquí los ejemplos oulipianos:


Encuentro del 22

Marzo viene complicado con las asistencias y esta vez le tocó a Mirta dar el faltazo.
Analizamos la resolución de la consigna definicional de Gretel, que logró hacerlo de manera maravillosa: Come y come kome demuestra un cincelado de texto y de cada palabra que generó la merecida admiración del grupo. Parte de la equivalencia sonora y de significados de palabras en inglés, español y japonés: ven, come, arroz (admiración) y luego confesó que le gustó jugar con las acepciones más extrañas de cada palabra. Así logró un texto único, lírico, profundo y cuestionador.
Por traspapelarse virtualmente, el texto de Beto quedó para ser analizado en nuestro próximo encuentro.
Así que decididos nos lanzamos a divertirnos con un juego de dados que trajo Gretel y cada uno adaptó las reglas a su gusto:
Gretel comenzó la ronda con la consigna de arrojar todos los dados, elegir uno y comenzar el relato, luego el compañero de la derecha elegía otro de los dados y continuaba la historia y así sucesivamente. Los dados quedaron así y el audio resultante, desopilante:


Beto, en cambio, tiraba el dado de a uno y sí o sí debías construir la historia a partir de la imagen que te daba ese único dado. El compañero continuaba la historia arrojando un nuevo dado y así sucesivamente. Nuevamente el resultado fue desopilante y los dados fueron estos:


Por último, Marcela decidió ser ella la que se tiraba y le tiraba a cada compañero un dado (tipo ofrenda lacaniana) para que inventara una historia que el compañero debía continuar. Aquí parecía que se tomaban con más seriedad el relato, trataban de aportarle lirismo, hasta que algún dado vengador trajo de nuevo el desborde. Los dados fueron:


Después de este juego para calentar motores, repartí varios dados a cada tallerista. La consigna, ahora sí, era escribir a partir de la tirada de dados que cada uno hiciera, tratando de usar la mayor cantidad posible de dados en la historia.
Resultaron textos interesantes a los que terminarán de darle forma en casa.


Antes de despedirnos, les conté el origen de un libro maravilloso: 

Los misterios del señor Burdick y, como consigna, cada uno eligió una imagen que deberá usar como disparador de lectura y


tratará de incorporar el título y el epígrafe que la acompaña.

Como Mirta faltó le asignamos esta:


Quedan como posibles tareas la finalización de los textos esbozados acá y la transcripción infiel de los audios llevados.
Como es feriado el próximo jueves, nos vemos en abril para la lectura de Hamlet, ¡feliz fin de semana larguísimo!

sábado, 24 de febrero de 2018

¡Laaaaaaargamos!

La próxima semana comenzamos los talleres de escritura 2018 de El escribiente



Grupo de los lunes: de 18,30 a 20,30 h. 
Inicia 5/3

Grupo de los jueves: de 18 a 20 h. 
Inicia 1/3

¡Nos vemos pronto con energías renovadas!


El video de la Muestra de Fin de Año

domingo, 3 de diciembre de 2017

Tiempo de evaluación (lunes y jueves)

Así evaluamos en cada uno de los grupos de escritura todo el trabajo del año

Grupo de los lunes

Considero que fue un año excelente para este grupo, de mucha producción y estabilidad. A pesar de que Matas y Giselle no pudieron continuar, el resto de grupo se mantuvo estable durante todo el año, con excelente puntualidad y muy buena asistencia. El ritmo de las devoluciones y el compromiso en las lecturas estuvo acorde a estas circunstancias.
Cumplimos con casi la totalidad del programa de lecturas. Solo nos quedó pendiente la visita de Laura Massolo por la dificultad en adquirir su libro. Pero esperamos que el año próximo pueda concretarse. El resto de los autores han sido muy provechosos, principalmente Rivera y Gusmán. Este último marcó un antes y un después en las producciones de estos talleristas.
Fue un año especial en el que le dedicamos mucha energía a la publicación del libro. Y aquí me detuve a tratar de entender junto ellos la resistencia y poco compromiso que observé en las etapas previas y posteriores a la publicación, ya que no tuve la respuesta esperada en las correcciones, intervenciones y posterior organización de la presentación, que se llevó a cabo gracias al estímulo que generó Leticia en el acompañamiento de esta actividad. Ellos aventuran que la concreción del sueño superó sus expectativas, que no lo veían factible y que solo siguieron adelante por mi insistencia. Fenómenos raros que se dan, parece. Sin embargo hay que destacar que brillaron en la presentación del libro y los vi felices y emocionados como nunca. Esperemos que esa experiencia sea el motor para que no descansen tanto en mí y se animen a organizar "solos" la presentación oficial en marzo o abril.
Analizadas estas cuestiones, hago el racconto de sus autoevaluaciones:

Tomó la palabra Inés que por primera vez en la historia de este taller confesó estar contenta con su producción poética, ya que la consideraba una asignatura pendiente. Luego, para no desacostumbrarnos, comenzó a criticarse respecto a lo protestona, negativa y vaga que estuvo. También manifestó su disgusto por los autores elegidos para el taller de lectura, motivo por el que lo abandonó. Dice no querer saber nada con las escrituras del yo y con entrometerse con la vida privada de los autores. Reconoció haber disfrutado de Rivera y EL farmer. Sus compañeros reconocen haber conocido su nueva paleta poética y valoran sus logros. Acordamos que si bien no tuvo una producción súper abundante como otros años, sí tuvo una producción sostenida y por primera vez con mucha corrección previa y posterior a las devoluciones. Esta nueva actitud frente a l proceso creativo, más la aparición en el último tiempo de la poesía, nos hace suponer que es un año de viraje en su producción y esperamos ansiosos sus nuevos textos el próximo año.
Continuó Leticia que consideró este año muy productivo para todos y ejemplificó con la salida del libro, un logro importantísimo que otros talleristas no nombraron en su evaluación. Leticia dice haber aprendido de todos su compañeros, sentir que sus textos se inclinan a lo nostálgico y no poder soportar los tres meses sin venir, ya que se afincó mucho al taller y su gente. Sus compañeros también valoran la rápida integración que tuvo con el grupo, cómo se comprometió como una más en la difusión del libro y cuánto valoran su presencia como generadora de una nueva energía. También valoran el crecimiento en sus textos y la abundante producción que trajo. Yo valoro cómo sus textos fueron virando de lo más reflexivo o autorreferencial a la literaturización y construcción de personajes. Comparto la idea de que Leticia es una gran observadora de la realidad y que genera a partr de imágenes sus textos. Su incorporación al taller ha sido altamente positiva y esperamos que el año próximo tenga tan buen año como este.
Le tocó el turno a Laura y manifestó que le gustó mucho leer teatro, a Pessoa y la lectura en general de autores que le resultaron inesperados. Planteó no poder cumplir con las consignas y la invité a que se deje conducir hacia el lado que la llevan, que no se resista y deje de lado el súper yo del cumplimiento, Las consignas deben ser un estímulo para la escritura, no una imposición. Lo mismo le sucede con cierta presión para escribir poesía, por lo que la invito a continuar con lo narrativo y seguir explorando en ese universo al que le puede sacer mucho jugo aún. Ella aclara que en el grupo se siente muy cómoda y que puede escribir cualquier cosa, pero que valora especialmente las poesías de sus compañeros. Estos la ven como una escritora en ciernes y le marcan lo descriptivo, ameno y profundo de sus textos. Por mi parte le agradezco las devoluciones comprometidas y muy ligadas al lenguaje que realiza encuentro a encuentro, creo que fue un año de experimentación para ella porque se permitió entregar textos variados en temática, forma y género. Nos han quedado textos en carpeta de ella y le auguro para el año que viene un año de mayor producción.
Miriam, por su parte, dijo que fue un año muy tumultuoso para el taller por la cantidad de trabajo y logros que hemos tenido. Destaca cuánto disfruta de cada lunes que, dice, espera con ansias. Confiesa frustrarse cuando no logra escribir y reconoce que la lectura de EL frasquito de Gusman le disparó otra forma de escribir y todos nos reímos al recordar su performance de lectura en la muestra del texto que da cuento de eso. Dice con agudeza que ese texto les abrió la cabeza a todos y que también disfrutó mucho El farmer porque la llevó a realizar una investigación histórica antes de escribir. Sus compañeros listan todos los cambios que se vieron en su escritura y el gran crecimiento que vieron año. Yo creo que para ella este ha sido un año inolvidable, de mucho disfrute y libertad con los textos y su propio proceso de escritura. Coincido con que Gusman la cambió, que Rivera la nutrió y que sus textos posteriores dan perfecta cuenta de su gran evolución.

Cuando le tocó hablar a Silvia dijo que se reconocía insoportable consigo misma porque está muy autoexigente. Dice que Pessoa le aportó mucho y que después de la resistencia inicial a Gusman fue un autor que la nutrió mucho también y que vio una ruptura en todos a partir de esa lectura. Reconoce que le cuesta leer teatro y escribir según las consignas porque está muy atravesada por lo social y ese fue su motor de escritura este año. Considera que el libro fue todo un logro que condensa el trabajo de muchos años y que se siente muy a gusto con el grupo, a punto tal de amar los lunes. EL crecimiento de todos la estimula. Sus compañeros notaron su gran trabajo en poesía de este año y valoran sus aportes en las devoluciones. Yo creo que fue un año de gran concentración de ella, tanto en sus poemas bien pulidos y en el trabajo en general, estuvo más ordenada con las devoluciones y se ve un estilo marcado y cuidado en sus producciones. Veremos con qué nos sorprende luego de su estancia veraniega que siempre es incentivadora de nuevos textos.

Luego, ante la ausencia de Nélida, leí la evaluación que mandó en la que destacaba su compromiso con el taller a pesar de sus viajes a los que consideró necesarios para su recuperación física y emocional. Reconoce una producción escasa pero más profunda y haber dado más atención a la lectura porque disfrutó mucho del taller de lectura de los sábados al que acudió con placer. Leí los comentarios halagüeños a sus compañeros y luego su observación a la exigencia que sintió por parte de la coordinación, por lo que me conmina a bajar un cambio ”por la salud de todos”. Se siente muy feliz de pertenecer a este grupo y acepta cualquier propuesta de lectura que haya y concluye con un pedido de más consignas grupales, que será tenido en cuenta. Sus compañeros destacan el crecimiento en su escritura que a pesar de su brevedad ganó en calidad. Resaltan el costado psicológico presente en sus textos y en el delicado manejo de la descripción. Yo creo que fue un año que se tomó a su ritmo, que planeó sobre la escritura en el sentido de dejarse llevar, disfrutar del juego, como hizo con los heterónimos, dejando de lado viejos corsets. Tal vez Gusmán la ayudó en esta liberación y el texto que escribió luego de su lectura da cuenta de eso. Evidentemente fue necesario y reparador transcurrir así este año.
Finalmente le llegó el año a Valentín que se definió como el peor alumno, a pesar de notar progreso en su propia escritura . Lamenta haber llegado tarde a la literatura pero dice estar muy cómodo y gustoso de darle en el taller el valor a la palabra, principalmente después de la lectura de Gusman. Sus compañeras le dicen que ven a otro Valentín en su poesía y se reconocen admiradoras de su nueva producción. Ven mucho crecimiento. Y si bien no perdió el costado social y combativo, también afloró el lado más lírico e intimista en sus versos. Observación a la que adhiero y considero que fue un año intenso de escritura para él. Batió todos los records con 25 textos presentados más cuatro que quedaron en carpeta. Extraño sus cuentos porque aportaban la mirada masculina sobre el mundo y la amistad, pero veo un trabajo muy interesante con la forma poética y valoro la reescritura atenta que realiza de cada poema. No comparto en absoluto su opinión de ser el peor alumno porque siempre está dispuesto a colaborar, a escribir, a revisar lo propio, a aportarle al otro. Así que de tarea le dejo leer a Fontanarrosa con la ilusión de nuevos textos narrativos por venir.

Pasados de hora, pero felices, nos despedimos hasta el próximo lunes que nos reuniremos para festejar el cierre de este fantástico año.


Grupo de los jueves

Me sorprendió durante el año la pronta cohesión que se estableció entre todos sus integrantes, con una asistencia casi perfecta de cada uno de ellos y un enorme entusiasmo desplegado en cada encuentro. Tanta buena energía dio fruto en una abundante producción y en devoluciones cada vez más ricas y exigentes, en las que se problematizaron diversas cuestiones teóricas y técnicas que debimos poner sobre el tapete. Hubo mucha experimentación y una muy marcada evolución en los escritos de cada integrante. Me sorprenden mucho, y gratamente, todas estas características inesperadas para un grupo recién conformado.
A lo largo del año se nutrieron con los autores leídos, aunque como tienen muchos deseos de seguir con sus propias experimentaciones, algunos como Cortázar o Melville no fueron explotados a fondo. En cambio Monterroso y Pessoa resultaron disparadores de una abultadísima producción. Pizarnik creo que va a ir horadándolos lentamente durante el siguiente año.
Nos quedó pendiente la visita de Massolo por la dificultad de adquirir su libro, pero concretaremos esto el año próximo. También nos debemos una salida teatral. Esperamos que pongan en cartelera en 2018 obras vinculadas con algunos de los autores de nuestros programas.
Finalmente, en la Muestra de Fin de Año brillaron de una manera especial y nuevamente aquí no parecieron novatos. Por suerte se logró una buen funcionamiento con el grupo de los lunes y ambos se enriquecieron con las actividades compartidas. Por eso cosecharon muchas alabanzas.

Y así es cómo se autoevaluaron ellos:

Gretel, una de las que más producciones presentó, dice estar muy contenta con el grupo y que el taller le sirvió mucho para descubrir cuán diferente se puede escribir. Ella viene de experiencias en otros talleres y valora la posibilidad que tiene en El escribiente de no ser encorsetada, agradece los aportes teóricos y disfruta el dejarse fluir de cada compañero y de ella misma. Se siente libre para traer cualquier tipo de texto. Yo le remarco su gran apertura a revisar lo escrito, cuán permeable es a repensar la escritura en función de las observaciones recibidas. Estoy segura de que ese pulido permanente que le hace a sus escritos la llevará a muy buen puerto. Sobresale, a lo Poe, en el golpe de efecto que busca en cada uno de sus textos. Todos disfrutamos de cómo nos sorprende siempre.
Sus compañeros, por su parte, la consideran ya una escritora con todas las letras, valoran mucho sus acertadas intervenciones y el manejo de herramientas técnicas y literarias. La incentivan a lanzarse más, a reconocer la calidad de su producción y a que traiga nuevos borradores. En fin, la invitan a arriesgarse y ella se muestra encantada.

Mirta tuvo una producción sostenida durante el año y ella, que dice haber venido al taller "para ver qué pasaba", se siente feliz de su nueva conexión con la escritura y de poder dejar de lado el Derecho. Reconoce que le gusta mucho leer, pero que le cuesta escribir, que le hacía falta este espacio para poder volver al ruedo. Siente que la heterogeneidad del grupo le aporta mucho. Yo creo que es muy curiosa, que disfruta de la experimentación y se permite transitar por diferentes géneros. Es muy analítica y va incorporando con mucha avidez todo lo que le brinda el taller.
Sus compañeros ven mucha evolución en su escritura y dicen disfrutar el hilo de tensión y el aire de extrañeza que muchas vences tiene. La reconocen como muy buena compañera y saben, porque lo  notan, que le gustan mucho los aportes que le dio este año el Taller de Lectura al que asiste los sábados y del que generosamente comparte textos o conceptualizaciones con su grupo de escritura.

Marcela le aporta el humor al grupo y tiene una lucidez y profundidad que va volcando más y más en sus textos. Dice que se siente muy sorprendida por todo lo que le suscitó el taller, lugar al que vino sin prejuicios y sin saber si iba a poder escribir o no, "vengo de foja cero". Dice que viene a jugar , que se siente muy bien y muy cómoda. Intuye que podría escribir escribir mejor aun y tiene muchos deseos de progresas en la escritura. Valora los autores leídos en el año y las escrituras de sus compañeros. Reconoce que le falta ahondar un poco en sus devoluciones. Estimo que el año próximo seguramente lo hará porque con tranquilidad va asimilando muchísimas herramientas. O, como dice ella misma: "construyo con la palabra y la palabra me construye".
Sus compañeros estiman que le aporta al grupo una visión diferente, que no parece que empezara de cero en la escritura literaria, que sus textos "los hacen volar". Todos están muy sorprendidos con su evolución y agradecidos por sus aportes a la buena dinámica del grupo. Y, por supuesto, le piden más textos.

Beto, el que más se resistió al taller durante todo el año, creo que fue el que más lo disfrutó. Dice que sigue buscando "el método" para escribir, pero a pesar de ello ve una evolución en su escritura, una mayor seguridad, dice tener algunas cosas más claras. Reconoce que las consignas le dieron tela para cortar y que está contento porque logró trabajar con autoconsignas. Se siente contenido en este espacio y desea más tiempo para escribir. Piensa que el grupo tiene mucha calidad literaria y descree de lo que él le puede aportar. Sus compañeros luego le rebatirán esto. Uno de sus mayores aportes, creo, es el de mostrar siempre el costado trasgresor, ya sea de las consignas, de las indicaciones, del lenguaje, de los géneros o de los temas.
El grupo rescata sus acertadas opiniones, su originalidad. Luego le piden que sea menos autoexigente, que baje las expectativas sobre lo que deben decir sus textos, para que estos puedan fluir más. Le agradecen sus devoluciones y lo incentivan a seguir escribiendo en las vacaciones.

Mariana fue la que más producciones presentó, algunas incluso quedaron en carpeta para el próximo año. Ella dice que le costó venir porque se sentía sapo de otro pozo, que se estuvo resistiendo, que tenía prejuicios para amoldarse. Luego empezó a sentir empatía con los compañeros y se sintió más anclada al taller. Piensa que le cuesta criticar a los compañeros y que mucho no aporta. Sus compañeros le agradecerán luego sus interpretaciones desde lo sensible. desde su otra mirada sobre la vida y la muerte. Reconoce rebelarse ante las indicaciones dadas por la coordinación o las devoluciones de los compañeros, pero que cada día las acepta más y se anima a la corrección de sus textos.
Los compañeros dicen que les cuesta separa a la persona de los escritos, ya que pone el corazón en cada uno de sus textos. Y si bien notaron algo de la resistencia a la crítica, por su parte la invitan a  que se de cuenta de la apertura que también tiene y le recuerdan cómo aceptó escribir algo diferente cuando se lo propusieron. Solo le piden que no se apure en las entregas, que pula sus textos, seguros de que saldrán aun mejores, ya que le remarcan la fuerza de sus personajes y la nota que le aporta lo autorreferencial.

Más que felices y luego de organizar el asadito que comeremos en casa de Mariana, agradecidos una vez más al gran Cacho por sus colaboraciones con el taller, nos despedimos hasta el festejo.



Así terminamos la semana de evaluaciones y un año de grandes logros y mucho crecimiento para todos y para el taller también.

 ¡Hasta el 2018, queridos talleristas de El escribiente!

martes, 21 de noviembre de 2017

Muestra de Fin de AÑo

El domingo 12 de noviembre llevamos a cabo nuestra muestra anual y esta vez lo hicimos multiplicada por tres porque participaron:
-el taller de escritura de los lunes
-el taller de escritura de los jueves
-el taller de lectura de los sábados
¡Y todos se lucieron porque fue una muestra fantástica, para un año fantástico de El Escribiente!

Comenzamos con mi clásica apertura. Esta vez reflexionando sobre el YO, ese yo que se cuela en los textos, que se mezcla con la voz autoral, que nos interpela, que nos gusta atrapar...


Y luego, las estrellas de la noche: los talleristas,que se lucieron con sus lecturas e interpretaciones:

Primera ronda: Inés, Valentín, Laura y Leticia
Segunda ronda: Mariana, Marcela, Mirta y Beto
Tercera ronda: Silvia, Nélida, Gretel y Miriam


Como sorpresa, la performance en representación del grupo de lectura, que encarnaron al genial Artaud, a la querida Pizarnik, a la dulce Ajmatova, al comprometido Walsh y la preferida Durás:


Carolina, Miriam, Nélida, Valentín e Inés


Fuimos durante toda la velada acompañados por los rasgueos de guitarra de nuestro músico invitado: Federico Ochoa



Y estuvimos muy cómodos en las instalaciones de la Sociedad de Fomento Crucecita Oeste, que cálidamente nos brindaron Carlos y Atilio.
Como siempre, un nutrido público de familiares y amigos nos acompañó, entre ellos la poeta Graciela Fernández a la que le obsequiamos un ejemplar de nuestro primer libro: Los escribientes.



Durante la pausa, lo pasamos tan bien que muchos se olvidaron de escribir. Esta vez estuvieron renuentes a la consigna, pero por suerte un  par de valientes mujeres se animaron a escribir disfrazando al YO:




Fue otra noche mágica, con la palabra literaria como protagonista y el afecto de nuestra gente. Los despedimos obsequiándoles nuestra publicación de este año que, además, podrán ver por Internet haciendo click AQUÍ





Felices nos despedimos, agradeciendo a todos los que colaboraron y colaboran siempre para que todo esto sea posible.¡Gracias totales!



¡Hasta el próximo año!

martes, 14 de noviembre de 2017

Encuentros de noviembre (lunes)

Este ha sido un mes muy intenso y de mucho trabajo, ya que tuvimos el domingo 12 de noviembre nuestra Muestra anual para la que trabamos horas extras, pero valieron la pena todos los esfuerzos porque fue una muestra fantástica (Ver post aparte).

Encuentro del 6

A una semana de la muestra, dedicamos gran parte de este encuentro a ultimar detalles organizativos y realizamos una ronda completa de lectura para practicar y ajustar tonos. También medimos el tiempo de cada intervención y definimos el orden en que leerán.
Nos tomamos un café rápido y nos alcanzó el tiempo para hacerle devoluciones a Leticia por su texto En otra vida, del cual presentó dos versiones. A la mayoría de sus compañeros les gustó más la segunda, ya que veían más fuerza ahí.
Luego pudimos leer Ando, de Laura y contra todos los prejuicios, aquí valoramos el uso de los gerundios que ya aparecen anticipados en el título porque dan una letanía al texto, un borramiento de la persona y una simultaneidad de acciones con el transcurrir monótono de una vida que, tal vez, se quiera cambiar. Al tener la palabra, su autora nos confesó divertida que lo escribió un día en que andaba limpiando.
Nos despedimos con ansiedades por la pronta exposición ante nuestro querido público.

Encuentro del 13

Comenzamos muy contentos compartiendo repercusiones de la Muestra, en la que todos se lucieron.
Leímos Cae, de Inés, del que su autora, ahora devenida poeta, dijo que fue producto de la consigna más difícil del año. Sus compañeros se divirtieron encontrando en el texto la presencia de cierto amante de Juana Bignozzi, poeta a la que Inés le rindió homenaje.
Seguimos con Desbordes, de Silvia, un poema que como su título indica se va desbordando, de lo íntimo a lo social, para condensar todo al final. Ella confesó haberlo escrito estando de viaje, día por día en el teléfono, a medida que sucedían los hechos que aparecen aludidos en el texto.
Luego le llegó el turno a Trágico, de Leticia, un texto difícil de ubicar genéricamente, pero que apuesta a lo literario. Tiene rasgos biográficos, históricos, ensayísticos, de crónica, pero no deja de ser un homenaje  a los tres Pablos referidos en él.
Después del café, analizamos Expresar, de Miriam, que algunos compañeros leyeron como un poema, a pesar de su presentación en prosa y en el que hay una fuerte reflexión sobre el acto creativo, una tarea que su autora dice haber tenido pendiente por mucho tiempo.
Finalizamos el encuentro con el poema Por qué, de Valentín, en el que notamos el aire bignozziano, el uso de la primera persona y algunos reflexionaron sobre si el ritmo del texto pide más la prosa que el verso.
Como el próximo encuentro cae en día feriado, nos volveremos a encontrar el lunes 27 y agregaremos un último encuentro de festejo por el cierre del año  el lunes 4, pero ya sin papeles y con cervecita mediante.

Encuentro del 27


Utilizamos este encuentro para nuestra evaluación del año (Ver post aparte).

viernes, 13 de octubre de 2017

Encuentros de octubre (jueves)

Encuentro del 5

Ya se acerca fin de año y estamos empezando a preparar nuestra Muestra de Fin de Año, así que destinamos unos minutos a su organización.
Luego comenzamos con Los amores de Mercedes, un cuento de Gretel en el que la narradora arma, cual Frankestein, a su hombre ideal, tal vez porque en el fondo no quiera amar a ninguno/a. El uso puntilloso del lenguaje es acorde a su protagonista.
Seguimos con Abecé defensivo, un desafío que enfrentó Beto con gusto y en el que logró gran coherencia a pasar de lo constreñido de su consigna.
Continuamos con Yo, un caligrama de Marcela, que también disfrutó en su construcción y en el que se destaca un circulo perfecto en el que ese yo se desarma y se rearma en una atmósfera de magia y encantamiento. Un texto muy logrado.
Para finalizar analizamos en conjunto tres textos de Mirta en los que se permitió jugar con las palabras y las reglas que proponían las consignas y con los que se ganó las simpatías de sus compañeros por el ritmo alcanzado y por lograr ocultar el origen constreñido de esos textos.
Para la próxima tendremos:
-Ahora es cuando, de Marcela
-Padezco un pibe, de Beto
-Duchamp, de Marcela
-La suerte de la extranjera, de Gretel
-Soledad insolente, de Mariana

Encuentro del 12

Comenzamos el encuentro con la elección de los textos de cada tallerista para nuestra publicación artesanal de todos los años. Un momento que aprovechamos para reflexionar sobre lo producido y los logros alcanzados.
Nos entusiasmamos en la selección y estimamos que nos quedará una publicación interesante y "gordita", a pedido de San Cacho, nuestro generoso, kamikaze e incógnito editor ad honorem.
Solo nos quedó tiempo para analizar Soledad insolente, un poema de Mariana, escrito a la manera de Pizarnik, en el que observamos una confección muy cuidada, un salto cualitativo en la producción de esta tallerista que encontró en Alejandra casi una simbiosis perfecta de contenido y forma.
Para el próximo encuentro tendremos los textos que no llegamos a leer hoy, más:
-Reminiscencias, de Mirta.


Encuentro del 19

Destinamos unos minutos para organizar la parte musical de la Muestra de Fin de Año y luego nos volcamos a los textos.
Comenzamos con Duchamp, de Marcela, en el que superó admirablemente la constricción que proponía la consigna. Sorprendió a sus compañeros por la habilidad, no precisamente de una novata, para lograrlo. Agradecieron la frescura del texto resultante, lo risueño, el humor que insinúa. Su autora también reconoció haberse divertido en la confección, que partió de la mitología y luego fue más allá, por necesidad del texto.
Posteriormente nos divertimos con Padezco un pibe, un texto que luego Beto reconoció como autorreferencial. Por la hiperbólico de sus referencias no creíamos eso posible. Se analizaron las posibles interpretaciones de un título bien pensado y se le sugirió transformarlo en un texto para stand up. Él reconoce que le costó encontrarle un ritmo y que quería evitar caer en lo escatológico.
Luego de los mates y el café, le tocó el turno a La suerte de la extranjera, un relato muy sensorial de Gretel. Un relato en el que sorprendió a sus compañeros, por lo tierno. Acostumbrados a finales más macabros, Gretel logró sorprender de nuevo con un personaje y resolución inesperadas para su pluma. Disfrutamos de la idea del desarraigo y su autora confesó que estaba basado en hechos reales y que disfrutó ahondando en la psicología del personaje.
Terminamos el encuentro con Reminiscencia, de Mirta, un texto que, dice, escribió después de la impronta que dejó  Pizarnik en ella y en el aire del taller. Luego las opiniones se dividieron en reconocer la pluma pizarnikeana o de Mirta y hay quien lo disfrutó sin cuestionarse el origen ni lo intertextual. Luego la autora reconoció que le costó mucho escribir poesía porque no lo hacía desde la adolescencia, época en que le perdieron un cuadernillo en el cual atesoraba sus primeros versos.
.Para el próximo encuentro analizaremos:
-Dulce Marcel, de Gretel
-Ahora es cuando, de Mariana.

Encuentro del 26.

Dedicamos una parte importante del encuentro a practicar las lecturas de los textos que leerán en la Muestra de Fin de Año e hicimos observaciones a cada compañero, además de medir el tiempo de lectura de cada uno.
Luego nos relajamos y comenzamos con el texto de Mariana, Ahora es cuando, un relato muy verosímil, rico en imágenes que alguien vio como versión mejorada del Adios y que más tarde Mariana confesó como autorreferecnial, para tranquilidad de sus compañeros que deseaban fervientemente saber el origen de este texto.
En Dulce Marcel, de Gretel, Beto se quedó encantado con la maestría de la joven autora para contar sus historias, lograr un clima sofocante y sorprender con lo perverso de la situación. El resto pedía aire y hay quien manifestó la sensación de asco por la fuerza de las imágenes. Gretel compartió parte de sus vicisitudes para darle una estructura a este cuento dividido en partes y basado en un hecho real aleman.
En nuestro próximo encuentro nos dedicaremos de lleno a practicar para la muestra y organizar la presentación.

¡Nos vemos!


Encuentros de octubre (lunes)

Estos encuentros son descriptos por Laura, que lo hace de la siguiente manera:


Encuentro del 2

En esta ocasión analizamos el poemario La ley tu ley, de Juana Bignozzi (Ver post anterior)


Encuentro del 9

En este encuentro  comenzamos con el texto de Laura: “Fingir”, “Streaper” y “Gira gira”, que es un trabajo en base a los poemas de Fernando Pessoa. El primer texto refleja el odio, la mentira, el dolor y resentimiento de un adolescente. El segundo, según Valentín, demuestra la atracción que la narradora siente hacia los streapers y a Miriam le gustó el tercero, que relata la aventura de un señor mayor con el juego y la noche. Leticia comenta que le gustó que los heterónimos sean bien diferentes. Según agrega nuestra coordinadora, hay que realizar un trabajo más intenso para encontrar la voz de los heterónimos, ya que están muy pegados a su personalidad.
Luego seguimos con el texto de Leticia, “El querandí desarmado”. Inés dice que el texto posee una voz muy poética, llena de imágenes y de preguntas. Miriam sugiere que si estuviera Silvia presente diría que de allí puede salir una hermosa poesía. Para Verónica, ese diálogo imposible donde surgen preguntas y respuestas anida una búsqueda de la autora por saber lo que realmente ocurrió. A Valentín le parece que esa lanza ausente es como una excusa para comenzar esta escritura. La coordinadora agrega que el texto posee mucha fuerza, bellas imágenes, mantiene la idea del apelativo, de hablar con el otro y que descubrir la poesía dentro de él es lo que lo hace tan valioso. Leticia cuenta que la estatua es real y que cuando la trasladaron se perdió la lanza. Está inspirada en las crónicas de Ulrico Schmidt.
Y seguimos con el tercer texto que escribió Valentín, consigna de un personaje, basado en el texto que leímos de Rivera. Aquí observamos cómo se van entrelazando el pasado y presente, y cómo aparecen varias voces que lo narran. A Leticia le gustaron tanto los personajes como su compromiso con la realidad. Acota Verónica que está muy presente la sensibilidad ante lo que ocurre en la sociedad y que le encantó que el personaje elegido sea Bayer. Hay que definir quién es el narrador, ya que no queda claro y también se pierde un poco la lógica del tiempo. Es un texto valiente y le gustaría que ahondara el diálogo que surge entre los personajes de Marcelo y Bayer.


Encuentro del 23

Luego del feriado,  comenzamos hoy con una poesía escrita por Inés que se titula “ Algún muerto”. Para Nélida, el yo lírico parece tener guardado un muerto, que permanece encerrado, pero que no aclara quién es y se pregunta ¿cuál es el muerto? Para Verónica la poeta  juega con la idea del secreto que quiere salir y no puede. Acertado uso del paralelismo que cruza todo el poema, posee un hermoso ritmo. A Leticia le encantaron las primeras estrofas y a Miriam le gustó el destello de misterio de saber cuál es el secreto y quién es el muerto. Verónica agrega que hay una trampa en contar algo que no se quiere decir. Algún muerto juega con la identificación, todos guardamos secretos que jamás diríamos a nadie, ni siquiera a nuestros seres más cercanos.
Seguimos con un texto de Miriam, “Abuela”. Un texto donde aparece la abuela en el peor momento de una familia, ante la muerte de una madre. Podría haber sido una historia triste –dice Inés- pero su desarrollo y final es un homenaje a la vida. Verónica aclara que la voz narradora es la de un niño y que es un texto que se distancia de lo autorreferencial. Una abuela sacrificada, gruñona pero que en algún momento comienza a tener una conexión con su nieto desde el amor y la ternura. El recuerdo del nieto ya desde la adultez reafirma su valor. Miriam aclara que la historia es pura ficción.
El último texto es de Leticia y tiene por título “María”. A Inés le surge la pregunta si es ficción o es un relato autorreferencial, le agradó la forma en que la protagonista, a pesar de la enfermedad, puede llevar con alegría su vida hasta el final. A Verónica le pareció acertada la forma en que la narradora va dando indicios o anticipaciones del final desde el comienzo. A Nélida le gustó, un relato duro y triste y agrega que esa relación entre el comienzo y el fin del texto es muy interesante. Para Valentín el personaje principal, María, se come la vida. Nuestra coordinadora finaliza con la conclusión que para ella es un relato autorreferencial por el nivel de emoción que trasmite, es un texto valiente, triste, duro. Le gustó  la voz en segunda persona, el diálogo imaginario entre ambas, los sueños truncos por el fallecimiento. Bien marcadas las anticipaciones que van dosificando la información a lo largo del relato. Leticia aclara que es autorreferencial: un homenaje a su hermana.


Encuentro del 30

Hoy comenzamos con el cuento de Laura “Un día difícil”, que trata de una joven que atraviesa por una separación. Dicho cuento se divide en cuatro partes. A Nélida le gustó como la protagonista se sobrepone al dolor de la pérdida, la conversación en la parte tres con el taxista y el final en el boliche. Para Leticia, la fortaleza de la mujer para terminar una relación dolorosa. A Inés lo que más le gustó fue la parte IV y sugiere que puede ser leído como un relato independiente de la historia. Valentín acota que claramente podrían haber sido tres cuentos diferentes. Verónica menciona que le hubiera gustado que en la parte II se hubiera hecho una mejor redacción y tener mayor información sobre el personaje de Federico. El final quedó corto y podría haber estado más desarrollado.
Seguimos con un texto de Valentín, “Brevarios 7”. A Nélida le encantó que el texto sea breve pero de gran contenido, con una marcada fuerza expresiva. Le parecieron muy acertados los signos de puntuación. A Silvia le pareció encontrar parecidos con los versos japoneses haiku, con la estructura de 7, 5 y 7 sílabas. Podría haber sido un micro poema. Para Verónica el uso despojado del lenguaje fue acertado. Ve dos textos que son distintos hasta por la grafía, pero que tienen elementos que los unen. Valentín cuenta que este texto surgió del recuerdo de una visita que él tuvo a Haití en la década del 70 y de cómo lo impactó esa vivencia.

Continuamos con el tercer texto que pertenece a Miriam y tiene por título Las flores azules, que surgió como parte de un ejercicio después de haber leído los poemas de Juana Bignozzi “La ley, tu ley”. Para Inés están muy bien logradas las irregularidades de los versos, la ausencia de ritmo que imita el estilo de escritura de la poeta. A Leticia le gustó mucho el poema y le pareció muy logrado ya que es muy difícil imitar el estilo de Bignozzi. A Nélida le agradaron las distintas miradas de la mujer joven y la mujer madura. Para Silvia son versos que tienen su propia musicalidad, el cambio entre la mirada de la juventud y la madurez, le gustó la falta de tortuosidad. Para nuestra coordinadora el cierre del poema está muy bien logrado. Repensar la juventud, la tenacidad y las flores azules que están presentes en su vida.

¡Nos vemos!

martes, 3 de octubre de 2017

Primer libro de El escribiente

Al fin llegó, el sueño se hizo realidad y después de cinco años de trabajo constante, de lucha amorosa con la palabra, los talleristas del grupo de los lunes ven el fruto de su esfuerzo en forma de libro.

¡Felicitaciones!











El farmer, de Rivera y La ley tu ley, de Bignozzi

Dos autores consagrados que analizamos con el grupo de los lunes y que tarde (¡fue un año de muchas actividades tallerísticas más la preparación del libro que llevó todas nuestras energías!) posteo aquí:

El 14 de agosto con el grupo de los lunes analizamos El farmer, de Andrés Rivera que suscitó diferentes reacciones, adhesiones y rechazos. Algunos disfrutaron de su lectura y otros no se dejaron seducir, aunque todos entienden que está muy bien escrito. También debimos mencionar la figura de Rosas, que asimismo genera amores y odios y que Rivera supo plasmar en su texto, después de alguna investigación histórica.
Una prosa inteligente que va y viene en el tiempo, con un uso magistral de los tiempos verbales y los deícticos que a pesar de eso se permite expresiones líricas como "lluviosa como un recuerdo" y la expresión de lo que leemos como un arte poética: "Los viejos olvidamos, pensamos a saltos". Una novela que es leída a saltos, saltos temporales, espaciales y hasta de perspectiva.
Un texto que pensé que iba a despertar más pasión en el taller, pero que se quedó a medio camino. Veremos qué pasa con la consigna:
-Escribir un texto narrativo usando los recursos estilísticos de Rivera, preferentemente de temática histórica.

El 2 de octubre analizamos (correspondiente en nuestro cronograma de lecturas a septiembre) La ley tu ley, el último poemario de Juana Bignozzi, una poeta que al igual que Rivera suscitó gustos y disgustos. A algunos les atrajo su simpleza y cotidianidad y a otros les produjo rechazo la falta de lirismo. Para consolarlos les leí fragmentos de sus entrevistas en las que comenta cómo le molesta la poesía sentimental o cursi. Sin embargo Leticia observa cierta presencia velada del yo detrás de sus imágenes e imagina todo el universo mítico que la poeta pinta en su poema, algo que a Juana (que insistía que todo poeta debe crear su mito) le hubiera gustado mucho oir. Analizamos la nostalgia que trasunta su poesía, el paso del tiempo de joven a adulta, la presencia de lo ideológico, de lo social, el deseo de libertad que también se manifiesta en la desestructuración normativa, la falta de signos de puntuación, el uso de lo coloquial y la posibilidad de cierta lectura feminista.
No hemos tenido suerte con la pregnancia de estos autores en el taller este año, cosas que pasan. Igualmente insisto con esta consigna:
-Elegir tres versos de la poeta y luego con uno de ellos iniciar un poema en el que se deben usar sus rasgos estilísticos (sintaxis libre, buen vínculo título/poema, presencia de lo cotidiano, de lo nostalgioso, giros coloquiales, ausencia de mundo interior, referencia a lo social, etc).

¡Nos vemos con el próximo consagrado!

lunes, 2 de octubre de 2017

Encuentros de septiembre (jueves)

Encuentros descriptos con mucha brevedad por lo atrasado de su posteo.

Encuentro del 7 

Luego de unos chimentos de obras teatrales a las que quisiéramos ir, nos abocamos a los textos que nos convocaban.
Comenzamos con la Carta de Marcela con la que nos sumergió en otro mundo, por su estilo, temática y hasta tipografía. Sus compañeros estaban muy gustosos con el lirismo de la carta y algunos la leían como muy verosímil.
Seguimos con la Carta de Mirta, que ya nos había adelantado que era autorreferencial y en la que valoramos su fuerte exposición y los nuevos rasgos que aparecen en su escritura.
Continuamos con la Carta de Gretel en la que destacamos su clima inglés, a lo Poe y con la que estuvimos un buen rato para desentrañar la anécdota que està muy bien oculta (casi un policial) entre sus líneas. Nos gustó mucho, a pesar de que su autora dice haber dudado porque nunca escribe cartas.
Terminamos con los textos Breves de Beto en los que destacamos el fuerte juego polisèmico de sus títulos y las múltiples interpretaciones que estos microrrelatos proponen.

Encuentro del 14 

Empezamos a pensar con este grupo en la Muestra de fin de año y evaluando posibilidades, también organizamos cómo nos manejaremos por correo cuando Mariana no pueda asistir.
Luego de esto comenzamos con Insomio, de Mariana, en el que los compañeros valoraron la temática diferente con la calidad literaria habitual de su autora, luego debatimos sobre lo onírico y la mezcla de planos que pueden darse en el duermevela que se plantea en el texto.
Seguimos con los Microrrelatos, de Gretel, en los que planteò una gran polisemia y condensación, también vimos rastros de humor negro y en Bucle nos perdimos en su paradoja.
Terminamos con la Carta de Beto en la que se valorò lo original del planteo y la fuerte impronta ideológica que propone además del uso interesante de sustantivos y adjetivos.

Encuentro del 21

Comenzamos recordando la invitación a la presentación del libro Los escribientes en el que participan varios talleristas del grupo de los lunes y estuvimos pensando qué músicos nos pueden acompañar en la Muestra de Fin de Año.
Seguidamente analizamos Inesperado, de Mirta, en el que se destacò cómo de una situación trivial se puede lograr una vuelta de tuerca y transformarla en un texto sofisticado, misterioso y por ende literario. A alguien le hizo recordar a El túnel , de Sàbato.
Luego nos metimos en la atmósfera que propone Getel con su Manto de sangre, una atmósfera tramposa que al final se va a develar como un simple problema de celos entre hermanos pequeños. Maravilloso juego de engaño al que somete esta mano autoral al lector desprevenido.
Seguimos con la Carta a Mariana a Nietzche en la que le expresa toda su admiración ante la reciente lectura de parte de su obra y en la que desconcertó a sus compañeros por ser menos "peleadora e irrespetuosa" que de costumbre. 
Luego, mientras se tomaban un rico café les leì Taberna tumultuosa, de Marita Von Saltzen y los estimulè a escribir con estas consignas:
1- Un texto narrativo en el que todas las palabras tengan la misma inicial
2-Un texto narrativo o poético en que las iniciales de las palabras vayan componiendo el abecedario en su respectivo orden.
3-Un texto narrativo en el que las oraciones tengan cantidad creciente de palabras hasta un punto, a elección, del relato en que se comenzará con cantidad decreciente. Por ejemplo: Vino (1). Me vio (2). Yo lo ignorè (3). Se fue (2). Llorè (1).




Encuentro del 28: Alejandra Pizarnik


En este día nos dedicamos al análisis de una selección de poemas de esta gran poeta avellanedense y la mayoría de los talleristas se mostraron sorprendidos por su lectura, ya que tenían preconceptos acerca de su obra. Beto se manifestaba enamorado de la belleza y complejidad de sus poemas, Marcela encantada con la profundidad de sus textos y se reconoce lectora de otros poemas y diarios de la autora. Mirta parecía un poco desencantada porque tenia una idea màs romántica de la poeta y le costaba encontrar ese romanticismo que su confesado lado naif requiere. Gretel dice haberla leìdo pero sin detenerse en ninguno de sus poemas. 


Acordamos que una primera lectura a esta poeta tan metafórica y atormentada puede no ser una tarea fácil, asì que fuimos digiriendo un o a uno sus poemas màs bellos y tratando de advertir sus recursos estilìsticos màs característicos, también el campo semántico que va conformando y las temáticas que trata en la mayoria de sus textos. Marcela, fascinada en la lectura, confiesa perderse en la belleza de las imágenes que le propone Alejandra.
Fue un primer encuentro con esta gran autora, un acercamiento a su poética, a sus preocupaciones y estoy segura de que irá horadando las futuras escrituras de estos talleristas que lamentaron la ausencia de la voz poética de Mariana en estas lecturas.
Como consigna queda escribir un poema a lo Pizarnik, que comience con un verso suyo elegido y que utilice algunos de sus elementos estilìsticos (metaforizaciòn, imágenes, repeticiones, juegos de palabras, juego con el espacio, alteración del uso normativo de la puntuación, etc.) y temáticos (la muerte, el vínculo con las palabras y el lenguaje, la soledad, el yo escindido, etc.)

Para la próxima leeremos:
-Ahora es cuando, de Mariana
-Llegó, de Mirta
-Yo, de Marcela
-ABC defensivo, de Beto
-Los amores de Mercedes

¡Nos vemos el próximo jueves!

martes, 12 de septiembre de 2017

Encuentros de septiembre, por Nélida y Miriam (lunes)

Durante este mes, será Nélida la encargada de contar cómo fueron nuestros encuentros de los lunes. Y asì lo hace:

Encuentro del 4

Comenzó el mes de setiembre con asistencia perfecta al taller. Luego de comentar acerca de la primera presentación de nuestro libro, tratamos de acordar resultados, pero no los obtuvimos todavía. Sigue en camino.
Continuamos con el análisis de textos de compañeros.
El primero:”De la nada”; de Inés. Todos los compañeros opinan que es muy importante que Inés haya salido de la oscuridad de sus textos para renacer y hacer el camino inverso de la muerte a la vida. El texto gusta mucho pero Silvia desconfía de ese yo lìrico, lo considera un texto tramposo, pero acota que el epígrafe, da sentido al texto. Se suma Verónica y dice que el texto es muy estructurado, prolijo y bien armado, pero que también pone en duda esa vuelta a la luz de la autora, ya que no hay primera persona, y no hay ningún momento en el cual el yo, esté en primera persona. Creemos que se hizo cargo de escribir un texto así, ya que surge de un pedido de Leticia. Acota Verónica que aparecen oxímorons que justifican la lectura desconfiada.Veremos si en sus próximos textos, Inés, demuestra lo contrario. Su sonrisa la delata.
Luego analizamos:”Abuelo”; de Valentín. Un texto cargado de ternura, de nostalgia, que habla de la inmigración y de un ciclo de la vida. Es un texto íntimo y muy expuesto, donde hay identificación de sentimientos y cada uno puede re significarlos. Verónica habla de un poema despojado y sencillo, en el que se muestra un afecto natural del nieto a su abuelo; que tiene un buen ritmo y al cual hay que hacerle correcciones gramaticales que Valentín acepta y las comparte.
Seguimos con “Aparición”; de Leticia. Aquí su autora construye un relato acerca del encuentro que tuvimos entre los dos talleres. Un texto que ha gustado mucho al grupo y a la coordinadora. Surge la discusión acerca de si es o no un relato fantástico. Verónica dice que sí lo es. Nos habla de una musa que aparece para modificar las conductas a cada uno de los participantes de nuestro grupo en un momento de mucha tensión. Erato es la musa protectora de las Artes y de la poesía lírica, que hace su presencia. Verónica pensaba, en un primer momento, que La Aparición remitía a la visita del otro grupo, pero no fue así. El texto comienza con una presunta crónica literaria del encuentro, pero luego se desplaza a lo metapoético y condensa ideas que tienen que ver con el quehacer literario de cada uno de los participantes del grupo. Leticia opina que tomó conciencia de que algo estaba pasando, que observó al grupo unido, defendido y lo vio como un regalo para cada uno de nosotros.
Terminamos con “El último round”; también de Leticia. Laura opina que le encantaron los juegos que aparecen en el relato entre primera y tercera persona. El que cuenta la historia y el que la vive. Coincidimos todos que es un excelente relato muy visual, descriptivo y prolijo en cuanto a la descripción de los acontecimientos. Describe el exilio de sí mismo del personaje que es muy parecido al momento de convivir con la muerte cercana. Vemos que es como un final que va llegando y uno se va encariñando con el personaje. Verónica opina que no ve mucho la funcionalidad de la tercera persona. Que este texto la remite a un texto de Cortázar, “Torito”, en el que hay un fluir de la conciencia en forma desordenada por la situación, que le gusta más el texto en primera persona. Le hace a Leticia dos propuestas: primero, que antes de reescribirlo lea el texto de Cortázar y segundo, que juegue a escribirlo en primera persona, que describa, marque y diferencie muy bien las dos voces, ya sea en las expresiones o en sus dichos. Dice que el texto está anclado en el epígrafe, que lo ve más al estilo de Cortázar que al de Rivera, que es con la intención que lo escribió Leticia, a pesar de ser un relato histórico.
Para la próxima leer:
Laura: “Cruel”
Nélida: “Un extraño viaje”
Silvia: “Fuego lento”
Valentín: “¿Dónde estás?”
Inés: “Insomnio para un exilio”
Leticia: “Carta a una amiga”

Encuentro del 11

Dimos comienzo al taller refiriéndonos a la muestra de presentación de nuestro primer libro. Ya está listo, a punto de salir. Se viene...
Continuamos con los análisis de textos de los compañeros. En primer lugar "Cruel" de Laura. Una poesía que a todos nos pareció más un relato poético. Un testimonio duro y claro de violencia de género. Un texto hermoso, muy descriptivo, lleno de erotismo.  Para Silvia, demasiado deschavado para ser poema, quizá al pasarlo a prosa, acepte más esa descripción. Verónica coincide con esta apreciación y no puede dejar de leerlo como narraciòn, hace correcciones gramaticales y acota que es muy interesante el narrador en tercera persona, que a veces focaliza en el narrador y otras en la presa, hay alternancia de los narradores. Le sugiere a Laura, que si acepta pasarlo a relato, la última estrofa puede ser el epígrafe. De lo contrario habría que hacerla en segunda persona y con espaciado y podría individualizar a las personas, "El" , "Ella".
Laura comenta que lo reverá y que le surgió así, espontáneamente  el escribirlo, luego que una amiga la llamara por teléfono y le comentara un episodio de este tenor que había ocurrido y que realmente la conmovió y que sintió que lo que contaba era un cuento.
En segundo lugar "Querida Edith" de Leticia. Una bella carta, clara, concisa y muy valiosa, que nos remitió al valor que las cartas tenían en otras épocas. A Laura le llama la atención la fecha en la que se escribió (1996). Verónica habla de que la carta es un registro escrito muy valioso ligado a lo oral y que el universo de las cartas es un mundo aparte. También  aclara que a medida que la leía esperaba en el relato un punto de giro, otra cosa y que le pareció que su amiga Edith no era una relación  tan cercana como para contarle este secreto, que se quedó con ganas de más. Ademàs cree que tal vez había algo entre las dos, como algo compartido y que no se devela y que el texto habilita una apertura de puertas y hace correcciones gramaticales. Inés considera que hay una ansiedad por contar a su amiga todo un suceso y habla especialmente de ella y recién al final le hace preguntas a la misma.
Leticia supone que escribirá más cartas, pero siente que a la amiga que le escribió es verdaderamente su amiga y propone que la amiga le conteste, así realizará más cartas.
En tercer lugar "Un extraño viaje" de Nélida. Un texto referido al exilio, escrito al estilo de Rivera. Inés dice que este tema ha prendido en todos los compañeros y observó relatos muy lindos e interesantes y que en este caso, se eligió un personaje muy querido y respetado para construirlo. Tanto ella como Silvia coinciden en que, el epígrafe y la frase final son muy acertados. Laura dice que el texto la enternece y que juega mucho con la vida y la muerte, sabiendo su final. Que se dice mucho en poco texto. A Leticia le dio tristeza porque ya sabe su final, un final inmerecido y le pareció un texto muy completo.
Verónica dice que el texto está logrado en su estilo desde su enunciación, que hay un ida y vuelta al pasado y a los distintos lugares en que se desenvolvió (tiempo y espacio).
Está logrado el estilo de Rivera, pero que, para que el epígrafe de sentido al texto, hay que marcar más el fuego que se enuncia, a través de frases más contundentes y significativas por parte del personaje. Realiza correcciones gramaticales y sugiere hacer las expresiones en modo subjuntivo en futuro.
Por último "¿Dónde estás?" de Valentín, una poesía llena de lirismo, hermosa, que sin nombrar habla de un desaparecido. No encontramos objeciones, nos llena de ternura de bronca. Silvia apunta a que corregiría algunas palabras que entorpecen el ritmo, Leticia dice que ella no entiende lo que es el ritmo de la poesía pero que le encantó. Verónica coincide con Silvia y le gustan ciertos versos, por ej. el uso de la palabra malón, además dice que Valentín crece a pasos agigantados poéticamente. Debe hacer ciertas correcciones y sobre todo trabajar el final, Valentín acepta y dice que todo le sirve para aprender.

Para la próxima:
Inés:" Insomnio para un exilio."
Silvia:" A fuego lento", las dos versiones.
Nélida: "Oscuro encuentro"
Laura: "Los tres personajes de Pessoa"

Encuentro del 18 

Luego de varias propuestas, entredichos, idas y vueltas, logramos acordar, todo el equipo, la presentación de nuestro primer libro. Una vez cocinado el programa, nos abocamos a la tarea de analizar los textos de compañeros; simplemente nos quedó tiempo para realizar dos de los cinco de ellos.
En primer lugar "Anita" de Miriam. Un texto al estilo de Rivera sobre la vida y obra de Ana Perichón de O Gorman. Según todas sus compañeras una consigna cumplida, un texto muy bello, muy explícito, con buen uso de la primera persona y con frases muy bien escritas. Laura acota que le gustó el personaje, de cómo su sexualidad la hacía poderosa y fue presa de grandes amores y grandes odios. Marca una gran seducción y sensualidad.
Verónica dice que le gustó el personaje, que es muy buena la investigación del mismo, que hay un buen uso de los tiempos verbales, que es un texto bien estructurado y hay control autoral sobre el relato. Que es un personaje rico literariamente y que cumplió ampliamente la consigna. El título es muy acertado, corrige algunos tiempos verbales y le sugiere  agregar y jugar con la intertextualidad de frases usadas por Rivera. Miriam dice que le gustó mucho buscar información para escribir el personaje. Esto puede ser una meta a seguir en su escritura.
En segundo lugar "Oscuro encuentro",  de Nélida. Un texto que gustó mucho al resto del grupo. Se observa que la última frase da cuenta de la brevedad, de lo efímero de la felicidad que se da en ese encuentro. Da lugar para pensar sobre la inmigración. El dolor que significa el exilio para las personas, la vida miserable que llevan, el hecho de sobrevivir, la explotación que sufren y las ansias de libertad. Verónica realiza correcciones gramaticales, dice que el título es muy acertado y que el texto debe hacer referencia a la localidad en que transcurre si es que la autora  quiere integrarlo a la serie de personajes de Avellaneda. Además, agrega que el texto oscila entre un cuento y un relato, ya que orilla el conflicto, aunque no lo mencione. Que el texto no te suelta y menos con el broche final de la última frase. Que es muy redondito.
Para el final nos quedó el brindis con licorcito y un rico budín traído por Silvia, para festejar y augurarnos un gran éxito en la presentación de nuestro primer hijo, o sea, nuestro primer libro. SALUD!!!!

Para la próxima:
-" Fuego lento" de Silvia
-  "Insomnio para un exilio" de Inés.
- "Heterónimos" de Laura.
-"Consigna de personaje" de Valentín.
-"Querandí desarmado" de Leticia.

Encuentro del 25
(Este último encuentro del mes lo relata Miriam)

Comenzamos el encuentro con los comentarios de lo vivido el pasado sábado en la presentación de nuestro libro. La alegría de ese momento compartido entre nosotros y nuestros familiares y amigos, tan cálidos y respetuosos.
Verónica comenta que fue sentir el orgullo de un grupo “ que va solito”.
Valentín hace hincapié en las felicitaciones a nuestra coordinadora, “ Yo creo que corresponde felicitar a nuestra querida Verónica que ha potenciado la calidad del libro con los apartados, donde citas de escritores famosos y bellas reflexiones propias conducen al lector por caminos que advierten lo que llega, tiene la virtud de un remanso y hace muy amigable su lectura”. Culminamos repartiendo nuestros libros y pensando en una próxima reedición.
Verónica sostiene que debemos trabajar los miedos que sentimos ante la  presentación del libro.
Pasamos al trabajo con los textos para analizar, en este caso, Fuego lento, de Silvia: valoramos el manejo de comparaciones (olores, sabores, pasiones) y observamos la mucha importancia a la abundancia en un poema que finalizará hablando de la carencia, en un recorrido que va desde lo intimista a lo social. Laura la considera una poesía muy sensual. Verónica habla de la primera versión del poema y destaca un ritmo vertiginoso que no encuentra en la segunda versión . Coincidimos que el final resignifica toda la poesía y, además, repito, juega con una significación entre intimista y social.
Insomnio para un regreso, de Inés. Valentín le da la bienvenida a la escritura política. Consideramos muy bien cumplida la consigna de escribir a la manera de Rivera. Muy bien manejada la estructura, el contrapunto con Eva. Laura creía escuchar la voz de Perón en su lectura. Silvia interpreta que interpela a Rosas y también un dejo de celos hacia Eva y su figura. El texto no es condescendiente con Perón.
Así terminamos el encuentro.